4 cosas divertidas que pueden suceder cuando paseas con tu bebé

Un clásico para todos aquellos que tienen bebés es salir a pasear y así que los nuevos habitantes se vayan aclimatando al planeta, además, también sirve para estirar las piernas y hacer algo de ejercicio. Por último, los paseos con bebés también representan una oportunidad de ver a otras personas, saludarlas y establecer relación con otros padres y madres que haya por la zona. Sin duda, todo son ventajas, pero lejos de que la experiencia sea de puro trámite como otras tantas, en esta ocasión os traemos 4 cosas divertidas que pueden suceder cuando paseas con tu bebé por la calle:

Girl walking in a park

  1. Problemas con el nombre: los nombres para bebes son todo un mundo, y en la actualidad se ponen de tant diferentes y llamativos que muchas personas pueden llegar a tener dificultades para pronunciar los nombres, por ejemplo esto sucede muchas veces en abuelos, cuando le han cambiado el idioma tradicional del niño o niña.
  2. Como en las carreras: muchos padres piensan que la calle es un circuito de alta velocidad, por ello pasean a una gran velocidad, haciendo que carrito de bebe pueda llegar a ser hasta peligroso en algunos momentos. Llegado a la meta todo se acaba.
  3. No llegar jamás al destino: si eres de los que saluda y saluda, puede suceder que no llegues jamás a tu destino, ya que te pases horas hablando con todos los que te vas encontrando por el camino, es sin duda todo un peligro a tener en cuenta, y debes compararlo y entender que quizá no sea el mejor sistema del mundo.
  4. Un caracol: ante todo los padres/madres primerizos tienen una ansiedad demostrada por llevar absolutamente de todo encima, así los accesorios habituales dan paso a todo un cargamento de cosas que hacen que parezca una expedición al Everest en vez de un simple paseo.

Related Posts